×

Bibliografía relacionada con el valle

Libros de autores locales y contextos relacionados con el valle

Arte en el Valle de Améscoa. Tomo 4 Aranarache, Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Resumen

La iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Aranarache, ubicada en el centro de la población, es una construcción de origen medieval con importantes intervenciones en el siglo XVI y en época barroca. Dispone de dos naves de tres tramos, bóvedas de crucería gótica, dos coros a los pies, cabecera recta a la que se adosa la sacristía, portada apuntada con pórtico y atrio meridional, y torre-campanario que se alza en el tramo sur de los pies. Desde 1552 hasta 1627 la saga de Maestros Canteros Madariaga, vecinos de Eulate, (Miguel, Domingo, Juan, Agustín), intervienen y reciben cobros, conformando en parte la apariencia actual de la iglesia, que ya en 1574 tiene dos naves, la sur más baja. Entre 1648 y 1654, Juan del Pontón, vecino de Auza y originario de La Trasmiera (Cantabria), ayudado por su yerno Francisco Vélez, realiza y cobra varias obras, bóvedas de crucería gótica retardataria de tres tramos, escaleras de la torre y quizás los coros. Entre 1798 y 1802 Juan Bautista de Usarbarrena y su hijo Gregorio, vecinos de Eulate, llevan a cabo obras diversas, entre ellas el pórtico sur y su paredón oeste con trazas de Francisco Sabando. Entre 1802 y 1804 José de La Torre construye el pretil, con sus cinco bolas pétreas achatadas, y las escaleras de piedra que permiten el acceso a la portada. En 1844 se interviene en la torre. La iglesia tuvo hórreo o granero adosado a la cabecera y Arca o Archivo de tres llaves, empotrado en la pared de la sacristía, hoy conservado. En escultura destaca el retablo mayor rococó de Nuestra Señora de la Asunción, obra de 1775 de Miguel López de Porras, vecino de Torres, y residente en Cabredo. Incorpora un exquisito sagrario-tabernáculo anterior, manierista, cuyo cuerpo inferior hizo Martín de Barrena, vecino de Olazagutía, quien recibe cobros entre 1598 y 1615. El cuerpo superior y la pintura y dorado del conjunto del sagrario es obra de Juan Ochoa de Vicuña, vecino de Salvatierra de Álava, quien recibe cobros entre 1618 y 1632. Incluye dos pequeñas tallas de San Pedro Apóstol y San Pablo de Tarso, también manieristas, y un bello rostro pictórico de Jesús en el interior del sagrario. En el ático del retablo luce un Calvario del siglo XVI. También de escultura es el actual retablo neoclásico de Nuestra Señora del Rosario hecho hacia 1827 por Gregorio de Dombrasas, vecino de Salvatierra de Álava; del retablo anterior se conserva otra talla de la Virgen del Rosario con el Niño. Incorpora el conjunto, como esculturas añadidas que flanquean a la titular, una imagen de San Francisco Javier, fechada hacia 1725, quizás la titular de un retablo colateral hoy desaparecido, y otra de San Cristóbal de la segunda mitad del XVII, tal vez la titular de la ermita homónima que hoy no se conserva. A ambos lados del retablo lucen, sobre repisas, dos tallas de San Pedro apóstol y de San Pablo de Tarso, que originalmente flanquearían a la titular del retablo mayor. Ambos retablos fueron pintados y dorados por Críspulo Ruiz, vecino de Zambrana, en 1855. Existieron además dos retablos colaterales, hoy no conservados, uno con la advocación de San Sebastián, del que hay referencias documentales en 1644, y otro dedicado a San Francisco Javier, fechado hacia 1725. También se cita en el Libro de Fábrica, en el periodo 1571-1573, la adquisición de una talla de Santa Águeda, quizás en relación con la ermita de esa advocación, hoy no conservada. Tiene la iglesia una pila bautismal de piedra con una serpiente enroscada en el pie de su fuste, una placa gótica con arquillos conopiales, un facistol y sillería en el coro. Lució en la iglesia un púlpito de hierro procedente de Segura (Guipúzcoa), colocado entre 1713 y 1720 y no conservado, hoy sustituido por uno de madera de José Antonio Irurzun. En orfebrería se conserva una campanilla de bronce del siglo XVI, un copón de plata dorada de hacia 1600, un cáliz plateado, profusamente decorado, del entorno de 1900, obra de Capello Morel, seis bellos relicarios, dos cruces procesionales, una custodia, un acetre e hisopo, un incensario, una naveta o acerra, luminarias, varios candeleros, dos ciriales, sacras, etc. Se conservan en la torre-campanario cinco campanas de bronce; las dos más grandes y antiguas fundidas por Miguel Lecumberri en 1517, y las otras fechadas en 1701, 1751 y 1976. Conserva la iglesia ornamentos litúrgicos, capas pluviales, casullas, dalmáticas, etc. Trabajaron para ella Maestros Bordadores como Miguel Martínez de Ocáriz, de Salvatierra (autor de un terno que cobra entre 1609 y 1623, tasado por Martín Pascual, de Logroño) y José de Arteaga. Como complemento de la parroquial, incluimos un breve análisis de las ermitas de San Miguel Arcángel y de San Lorenzo, y algunas consideraciones sobre el Arca de Misericordia, de la que se conserva el Libro de registro desde 1604, y la Cofradía de San Miguel Arcángel, fundada en 1554 y con libros conservados desde 1721.

Como apéndice de actualización incluimos nuevas noticias relativas a los Maestros Sebastián Sáez de Larramendi, Juan Bautista de Usarbarrena, Tomás de Alberdi, Gil de Iriarte, ya considerados en esta colección, y relativas al retablo mayor de la parroquial de San Martín de Améscoa, a Pedro García de Eulate financiador del retablo mayor de Larraona, y a las estelas funerarias romanas de Larraona.

Solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web, en cumplimiento del Real Decreto-ley 13/2012. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. OK | Más información